San Lorenzo:

Localizado en la desembocadura de el río Chagres.

Este era el río que el pirata Henry Morgan utilizó para llegar a la ciudad antigua ciudad de Panamá saquearla y quemarla.

La vista sobre el río desde su punto de ventaja le deja sin aliento y la bahía puede ser vista desde lejos.

Para llegar al fuerte de San Lorenzo, primero tienes que manejar hacia las exclusas de Gatún.

Esta se encuentra rodeada de una rica y espesa selva con una diversidad de especies que allí habitan y es ideal para la observación de aves.

Portobelo:

Fundado el 20 de marzo de 1,597 por Francisco Velarde y Mercado, fue declarado Patrimonio para la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Portobelo era el lugar de almacenamiento de todo el oro recavado por las colonias españolas en Sudamérica.

Los tesoros de Perú eran cargados sobre mulas y llevadas a través de el Camino de Cruces desde la ciudad de Panamá hasta un pueblo llamado Las Ventas, y desde allí eran transportadas en botes en el río Chagres hasta Portobelo, desde donde eran embarcadas hacia España.

A pesar de el esfuerzo de los españoles por proteger estas ciudades, fueron constantemente atacadas por piratas y corsarios.

Uno de los más feroces, Francis Drake, saqueó y asoló, Nombre de Dios en 1,596 y en 1668, Henry Morgan capturó el fuerte de San Lorenzo, en la desembocadura de el río Chagres y luego saqueó la vieja ciudad de Panamá.

Portobelo posee una población de alrededor de 3,000 habitantes en su mayoría descendientes de los esclavos traídos a América por los conquistadores.

La mayor actividad económica de sus habitantes es la pesca y los servicios de turismo.

En la entrada del pueblo observando hacia la bahía, logrará ver el fuerte Santiago de La Gloria el cual fue construido en 1,601 para defender el pueblo de los ataques de los piratas.

Muchos fuertes fueron construidos en las cercanías con el mismo propósito.

En mitad de el pueblo podemos encontrar el edificio de aduanas, una estructura colonial recién restaurada, la cual sirvió de almacenamiento para el oro hasta que fuese enviado a España.

También en el pueblo podrán encontrar el fuerte de San Jerónimo, de un gran tamaño, que despista el paso del tiempo y que aun mantiene en mayoría su estructura original.

Portobelo es uno de los sitios de buceo favorito para quienes practican de este hobbie , cuatro operadores de este arte poseen sus oficinas en la entrada de el pueblo para ofrecerles sus servicios a aquellos que quieran participar de el mismo.